fbpx

El sistema eléctrico hospitalario funciona como un órgano vital de un hospital. Mantener saludable el sistema debe ser una de las preocupaciones fundamentales del administrador de las instalaciones.

El sistema eléctrico de un hospital debe proporcionar energía fiable y sin perturbaciones las 24 horas del día, los 365 días del año. Además, tiene que ser muy seguro debido a la vulnerabilidad de la salud de los pacientes que están siendo tratados.

Estas son las razones fundamentales por las que su diseño, instalación y mantenimiento deben realizarse con la superposición de regulaciones de las autoridades internacionales, nacionales y locales del área.

Como el sistema eléctrico de un centro de salud controla casi todos los aspectos de un hospital moderno a continuación EnergyMed presenta las 5 primeras preguntas que debe hacerse para administrar correctamente las instalaciones eléctricas de su centro de salud:

Pregunta nro. 1: ¿Cumple el sistema actual las exigencias de las normas y códigos que rigen las instalaciones eléctricas hospitalarias?

Los profesionales que nos dedicamos al tratamiento de los sistemas eléctricos hospitalarios debemos tener un conocimiento profundo de la gran cantidad de normas y códigos que afectan al campo. En el caso de Colombia es de obligatorio cumplimiento, como su nombre lo indica, el Reglamento Técnico de Instalaciones Eléctricos RETIE, el cual cita en el caso de las instalaciones eléctricas hospitalarias de obligatorio cumplimiento la Norma Técnica Colombiana NTC 2050. Esta norma, a su vez cita el uso de códigos específicos como los códigos de instalaciones de uso cuidado de la salud establecidos por la NFPA, incluyendo NFPA 70: Código Eléctrico Nacional; NFPA 99: Salud Centros de atención Código; NFPA 110: Norma para Sistemas de Potencia de emergencia y standby; y NFPA 111: Estándar en Almacenado de Energía Eléctrica de emergencia y sistemas de energía de reserva.

Pregunta nro. 2: ¿Cómo están mis protecciones eléctricas?

El gerente de la instalación debe entender los conceptos básicos de protección contra los fallas del sistema eléctrico, tales como: apertura indeseada de circuitos, conexiones indeseadas a tierra y cortocircuitos. Entre los equipos capaces de proteger el sistema ante estas fallas se incluyen interruptores, fusibles y protectores de falla a tierra. Cada hospital debe someterse a una evaluación para asegurar que los dispositivos de protección de sobrecorriente pueden manejar las fallas de mayor probabilidad de ocurrencia.

Pregunta nro. 3: ¿El sistema es seguro en caso de falla en el suministro de energía eléctrica?

Naturalmente, el suministro de energía eléctrica en un hospital debe ser confiable, y los códigos de la NFPA especifican una serie de requisitos, incluyendo la instalación de interruptores de transferencia automática y la presencia de múltiples ramas para cargas separadas por tipo. Los administradores de instalaciones deben ser conscientes de los diferentes tipos de generadores, cómo es su suministro y consumo de combustible, y el procedimiento operativo básico.

Un tema importante y cada vez mayor es el funcionamiento en paralelo de los generadores, o el diseño de Sistemas de Energía de Emergencia con generadores redundantes. Este esquema que reproduce a pequeña escala el funcionamiento del sistema interconectado exige especial atención y conocimiento de parte de sus operarios, porque al incrementar su complejidad y costo de mantenimiento y operación es posible dejar espacios en los que algunas cargas críticas del centro de salud queden sin suministro energético.

Pregunta nro. 4: ¿Hay riesgos eléctricos a los que están expuestos los pacientes?

El mantener seguros a los pacientes del riesgo eléctrico se logra generalmente conectando a tierra las superficies metálicas propensos a energización. Los administradores de instalaciones deben ser conscientes de los requisitos de la NFPA, tales como el uso de sistemas de energía aislados como alternativas a los interruptores de falla a tierra en lugares húmedos, y los requisitos específicos para las salas de operaciones y otras áreas críticas.

Pregunta nro. 5: ¿Cómo se está manteniendo el sistema?

Los programas de mantenimiento y pruebas son fundamentales para los sistemas eléctricos del hospital, más es indispensable que estos programas estén adaptados a las condiciones particulares de cada instalación. Entre los conceptos básicos que se aplican a todos los centros de salud son las recomendaciones para crear un diagrama de una línea que muestra la conectividad del sistema eléctrico y un protocolo de equipos de etiquetado que indica el voltaje, la ubicación y otra información.

La respuesta a estas preguntas traza un camino claro de las acciones a tomar, con el objetivo de garantizar las condiciones de seguridad del paciente, del centro de salud y del personal médico y administrativo.

Author: Elikarla Cones

Ingeniero electricista, consultora y asesora internacional en instalaciones eléctricas hospitalarias. Experta en la coordinación técnica de soluciones de ingeniería eléctrica para procesos asistenciales. En la actualidad es Director Regional LATAM de EnergyMed.

Recibir atención
1
¿Necesitas ayuda?
¡Hola! Es EliCones del #TeamEnergyMed

Es un placer atenderte, ¿en qué te puedo ayudar?