fbpx
Categories Éxito financiero de centros de salud

Las 4 consideraciones eléctricas claves en un plan de reposición de equipos médicos

La prestación de un servicio de salud de calidad es el resultado de la suma de múltiples factores: personal médico altamente capacitado; dotación de equipos médicos de alta tecnología para el diagnóstico y tratamiento del paciente y una infraestructura física y organizacional capaz de brindar comodidad y apoyo en el proceso de atención del paciente.

Sin duda estos factores, entre muchos otros, constituyen criterios de competitividad en el mercado de prestación de los servicios de salud, y representan un reto para la dirección de los centros de salud y la creación de planes estratégicos de operatividad y crecimiento de cada institución.

En el caso particular de los equipos médicos, el avance vertiginoso de la tecnología conlleva a la necesidad de crear planes de reposición de tecnología médica, sobre todo en las instituciones que asumen la gestión tecnológica como estrategia corporativa. Sin embargo, más allá de la evaluación técnica de los equipos médicos a incorporar al sistema, la adecuación de la infraestructura eléctrica es fundamental para la implementación exitosa de cualquier plan de reposición de equipos médicos.

¿Qué tener en cuenta entonces, en lo que a instalaciones eléctricas hospitalarias se refiere, para la implementación satisfactoria de un plan de reposición de tecnología médica?

A continuación, presentamos las 4 consideraciones eléctricas fundamentales en un plan de reposición de equipos médicos:

 

  1. Considere si el reemplazo del equipo médico es como consecuencia de la modificación de un proceso asistencial:

En el caso de que la instalación del nuevo equipo médico sea porque se incrementa o disminuye la complejidad de los procedimientos médicos, es importante conocer de manos del director científico o médico especialista, cuáles son las condiciones clínicas del nuevo procedimiento y su criticidad eléctrica, para determinar los requisitos necesarios de respaldo energético.

 

  1. Verifique los requisitos técnicos del nuevo equipo médico:

Más allá de los requisitos descritos en la ficha técnica del equipo, considere también sus condiciones de uso y el riesgo al que se expone el paciente y el personal médico con su manipulación. De esta forma podrá diseñar y construir las instalaciones eléctricas ideales para garantizar la seguridad eléctrica del paciente y la institución.

 

  1. Revise las condiciones de las instalaciones eléctricas hospitalarias existentes:

No se detenga en la verificación de capacidad de potencia instalada para la instalación del nuevo equipo médico, aproveche el escenario para validar al menos las condiciones eléctricas básicas de calidad de energía y sistema de puesta a tierra, siendo estos los pilares en los que se cumple la vida útil de los equipos.

 

  1. Incorpore sus observaciones al plan de reposición de equipos médicos:

Para la ejecución exitosa de estos planes, y el cumplimiento del cometido de la dirección de la institución, haga prudentemente las observaciones en materia de infraestructura, con el fin de sumar al plan las modificaciones estratégicas necesarias para su implementación exitosa.

 

En el mercado de la salud, la reposición tecnológica aparte de necesaria tiene un elevado costo económico, que exige una capacidad organizativa y financiera fuerte para la recuperación de la inversión.

No de pasos en falso realizando compras subjetivas sin la respectiva verificación de sus instalaciones eléctricas hospitalarias, ya que estas podrían suponer una traba y un sobrecosto capaz de impedir la ejecución exitosa del proyecto, retrasándolo, y comprometiendo recursos económicos con el incumplimiento de sus expectativas de retorno de la inversión.

Si desea saber más, consulte nuestro servicio Preoperatorio de instalación de equipos médicos.

Agradecemos al Ing. Javier Camacho, en su publicación de la revista El Hospital, por ser el fundamento especializado en la adquisición de equipos médicos sobre el cual se redactó este artículo.

 

Categories Éxito financiero de centros de salud

El rol de la electricidad en la atención humanizada del paciente

Cuando se habla de la mejora de los procesos de atención y cuidado de la salud, es indiscutible la orientación de los esfuerzos hacia establecer una relación más humana con el paciente, desde el punto de vista humano y de infraestructura, en medio del reconocimiento de los grandes efectos de las emociones positivas en su proceso de sanación.

En materia de calidad y atención humana del paciente, incluso en la iniciativa gubernamental del Ministerio de Salud y Protección Social de Colombia, la sensibilidad asociada a una atención más humana empieza con el reconocimiento del estado físico y emocional en el que se encuentran los pacientes, sus familiares y el personal médico y administrativo, en el transcurso de las operaciones normales de las clínicas y demás entidades prestadoras del servicio de salud. Sobre todo, con el desarrollo de una actitud empática, que permita crear un ambiente favorable para la recuperación efectiva de los pacientes, la tranquilidad de sus familiares y la eficiencia y bienestar del personal.

El trato humano del paciente no puede desligarse de su entorno, siendo este un factor clave en la búsqueda de los medios para reducir el estrés en el ambiente y sentar las condiciones de una práctica conocida como diseño de espacios sanadores (en inglés, Healing enivironment design), es por ello que en este artículo exponemos dos factores fundamentales de la participación de las instalaciones eléctricas en el diseño de estos espacios: seguridad y comodidad del paciente.

Seguridad del paciente:

En el diseño de ambientes sanadores, el diseño eléctrico hospitalario debe ir más allá de las medidas de seguridad establecidas en reglamentos y normas técnicas del área, por lo que debe adaptarse a la dinámica propia de los procedimientos a realizarse en la clínica, a fin de conocer el factor humano asociado con la actividad.

Es por eso que EnergyMed, al momento de diseñar las instalaciones eléctricas del espacio, se busca establecer una comunicación sólida con el equipo médico, a fin de poner toda nuestra experiencia y conocimiento especializado en instalaciones eléctricas hospitalarias en la realización de un diseño eléctrico de espacios, que vaya más allá del funcionamiento seguro de los equipos médicos a conectar, y la iluminación adecuada para la realización de los procedimientos, sino también para reducir al máximo las causas de posible estrés  asociados con el funcionamiento de las áreas.

¿Cómo lo hacemos? Haciendo un análisis humano multifactorial, que permita tomar todas las consideraciones necesarias para brindar la seguridad a pacientes, familiares, personal médico y administrativo de la clínica.

Como ejemplo de esto, imagine el escenario en que ocurre una falla del sistema de energía de emergencia durante una cirugía. Tomando como base un diseño eléctrico acorde a la norma, en el que el pabellón quirúrgico quede energizado gracias a un UPS, el médico que realiza la intervención empezará a trabajar bajo la presión de que no sabe de cuánto tiempo dispone para terminar la cirugía, por lo que su atención en la práctica del procedimiento puede verse afectada por un factor eléctrico fácilmente evitable.

Por otra parte, imagínese la angustia de los familiares que esperan a las afueras del quirófano por las noticias de la intervención, pensando en si esa falla pudiese tener afectación grave o fatal en la recuperación de su familiar.

Por último, confiando en las capacidades del médico especialista, suponga que el paciente sufre una complicación en el proceso de recuperación de la cirugía, ¿pensarán los familiares que fue a razón de un posible error durante la cirugía a causa de la falla?. Siendo esta una posibilidad real, ¿transmitirán esa angustia al paciente?. Si la respuesta a estas interrogantes resulta afirmativa, empieza a ser verdaderamente probable que una falla de índole eléctrico pueda afectar, a través del stress de la situación, la recuperación del paciente.

Es bajo la lupa de ejercicios como este, que es importante prestar atención al rol de la electricidad en la atención humanizada del paciente, realizando de forma programada actividades como las siguientes en pro de la disminución del stress asociado a fallas eléctricas:

  • Eliminar todas las fuentes de riesgo eléctrico.
  • Capacitar a todo el personal médico y administrativo entorno a qué hacer en caso de falla.
  • Hacer revisiones continuas de las instalaciones, a fin de tomar las acciones preventivas y correctivas necesarias para incrementar lo máximo posible la confiabilidad en el sistema.

Comodidad:

Contar con un entorno que facilite los procesos de sanación y cuidado del paciente, representa otro factor en el rol de la electricidad en su atención humanizada. De modo que la disponibilidad de salidas eléctricas y una iluminación adecuada es fundamental en esa percepción de comodidad.

Entre los factores importantes a considerar entorno a la comodidad, en lo que se refiere al diseño y ejecución de instalaciones eléctricas hospitalarias están:

  • Disposición de salidas eléctricas seguras al alcance de todas las posturas posibles del paciente, a fin de garantizar su movilidad y comodidad sin comprometer el uso de los equipos médicos necesarios para su tratamiento.
  • Diseño de iluminación acorde a los procedimientos y actividades del área, a fin de garantizar las condiciones de seguridad en el trabajo del personal médico sin producir incomodar al paciente.
  • Señalización del tipo de uso de las salidas eléctricas, a fin de reservar las salidas eléctricas de uso médico para tal fin, y evitar que en caso de una emergencia del paciente no haya disponibilidad para la conexión de los equipos médicos necesarios.

La humanización de la atención al paciente, que en relación al diseño de infraestructura tiene un fuerte vínculo con la construcción de ambientes sanadores, es sin duda un proceso complejo que implica la participación comprometida de todos los actores asociados al cuidado de la salud. Al final, se trata de orientar todo el sistema a mantener y garantizar la vida humana.

Categories Éxito financiero de centros de salud

La planificación de equipos médicos en tres pasos

¿Sabe cómo considerar las instalaciones eléctricas hospitalarias en la planificación de equipos médicos para su centro de salud?

La planificación de equipos médicos es vital para la renovación exitosa de un espacio hospitalario. Se realiza con el fin de optimizar la atención prestada a sus pacientes al más bajo costo posible.

La clave para el diseño y planificación exitosa del proceso de construcción de un nuevo espacio en un centro de salud, sin importar su tamaño, incluye la incorporación de la tecnología médica apropiada junto con la consideración de los siguientes factores:

•Visión estratégica de la organización.
•Tendencias de la tecnología de equipos médicos.
•Requerimientos operativos y necesidades clínicas.
•Seguridad de pacientes y personal.

Tomando esto en cuenta, a continuación presentamos los tres hitos de la planificación de equipos médicos durante la fase de construcción de instalaciones de salud:

Evaluación preliminar del presupuesto para aprobación financiera

El planificador de equipos médicos determina una cifra presupuestaria sobre la base de la planificación espacial, la discusión preliminar y expectativas del proyecto. Esta data es incorporada al levantamiento de planos y visual del proyecto y presentada apropiadamente a la dirección del centro hospitalario para su aprobación.

Entrega de documentos de diseño

Una vez obtenida la aprobación de la dirección, la lista de los equipos médicos a instalar debe ser presentada y discutida con los departamentos de diseño arquitectónico y de ingeniería.

Este proceso no siempre es tan sencillo, ya que puede suceder que la coordinación de diseños se retrase en la toma de decisión en un equipo médico determinado.

Es en esta fase donde EnergyMed juega un rol fundamental en ofrecer información detallada a la administración del proyecto sobre las necesidades y potenciales riesgos eléctricos de los equipos a instalar, así como observaciones a tomar a consideración al momento de la construcción.

Selección final de equipos y cierre de la planificación

Finalizada la fase de planificación técnica, se realiza una reunión abierta en la que con todas las partes presentes se discute cualquier tema inconcluso y se realiza la selección de los equipos médicos, tomando en cuenta los requerimientos de instalación y sus beneficios.

La participación de ingenieros y arquitectos especializados en infraestructura hospitalaria es fundamental para el éxito del proyecto, ya que estos son el apoyo técnico de la gerencia del proyecto para la toma decisiones en materia de rentabilidad y satisfacción de objetivos operacionales para el centro de salud.

Categories Éxito financiero de centros de salud

Las 5 claves para la ejecución exitosa de proyectos en centros de salud

proyectos-centros-de-salud

Coordinar una maniobra en una instalación tan compleja como la hospitalaria requiere de un profundo compromiso con el bienestar de los seres humanos.

Es una práctica que exige la atención detallada de cada elemento del sistema, a fin de coordinar de manera efectiva las acciones que conlleven a la operación de toda la institución, sin descuidar en cada acción el aspecto social, técnico y financiero asociado.

Por eso, hemos definido desde la perspectiva del diseño y ejecución de las instalaciones eléctricas hospitalarias, las 5 claves para la ejecución exitosa de proyectos en centros de salud, los cuales se resumen en un incentivo para directores y gerentes a formar un equipo capacitado de trabajo, capaz de ejecutar las tareas en el tiempo correcto, por las personas correctas con el nivel correcto de detalle. Estas son:

Lidere el proyecto

El coordinador necesita aceptar el liderazgo para orquestar el diseño de la instalación, su ejecución y la transición de las operaciones a las nuevas instalaciones.

Organice un buen equipo de trabajo

Los intereses, actividades y programación de los participantes individuales necesitan estar entrelazados con los objetivos globales y alineados con el proyecto. La primera parte del equipo debe formarse internamente con la gerencia y los usuarios, así como el personal médico. Y debe continuar con coordinar los esfuerzos entre la dirección del centro de salud, el equipo de diseño, el equipo técnico y los proveedores.

Defina los criterios de éxito

El éxito de los proyectos puede medirse de muchas maneras. Algunos ejemplos de estos criterios pueden ser ocupar el edificio tras un corto periodo, moderar la caída en la satisfacción de los pacientes y un corto periodo de interrupción de los servicios. Así, el equipo de trabajo tiene las bases para lograr el éxito del proyecto al diseñar una serie de objetivos positivos durante su desarrollo.

Impulse la proactividad de su equipo

La cultura jerárquica típica orientada a la perfección de los centros de salud no está diseñada para satisfacer las demandas de un proyecto de instalación de ritmo rápido. Es NECESARIA una cultura basada en la atención al detalle, toma rápida de decisiones, eficiencia del personal y una comunicación abierta. Para ello, los supuestos necesitan ser clarificados y documentados, convertir las reuniones en sesiones de reporte de progresos, el tiempo tiene que ser orientado a la acción, y la toma de decisiones necesita ser proactiva, con una agenda clara de decisiones que mantienen el proyecto en su curso. Por último los miembros del equipo necesitan ser incentivados, dándole fundamentar importancia a periodos de tiempo para el humor y la diversión.

Reúna los recursos y herramientas para el proyecto

  1. Unificación de la información de los profesionales que participan en el proyecto: Esta información le permitirá reunirlos en caso de ser necesaria la coordinación de tareas asociados al propósito del proyecto.
  2. Control de costos: una visión amplia del presupuesto le permitirá evitar imprevistos y tomar decisiones asertivas en caso de conflictos.
  3. Procedimiento de notificación de dificultades: los pequeños problemas pueden convertirse en grandes a menos que haya un mecanismo para identificar, registrar y comunicar las dificultades que se presentan.
  4. Documente la visión general del proyecto: este documento es fundamental para establecer un acuerdo de común entendimiento acerca de proyecto, una descripción de los conceptos operacionales involucrados en el diseño, y una vista preliminar de los servicios a proveer.
  5. Programación del proyecto: Una lista detallada de las tareas a desarrollar, así como su asignación a un miembro del equipo ahorra tiempo y dinero e incrementa la calidad del proyecto porque los recursos pueden ser correctamente asignados y permite evitar reprocesos.

En EnergyMed, la experiencia nos ha enseñado que la atención coordinada de los detalles en el desarrollo de una buena planificación, harán que usted y su equipo puedan lograr desarrollar exitosamente grandes proyectos.

INICIAR CHAT
1
¿Necesitas ayuda?
¡Hola! Es EliCones del #TeamEnergyMed

Es un placer atenderte, ¿en qué te puedo ayudar?
Powered by