fbpx
Categories Instalaciones eléctricas hospitalarias

¿Por qué cumplir las normas eléctricas para hospitales?

Cada año en EnergyMed inspeccionamos decenas de instalaciones eléctricas hospitalarias. El objetivo: obtener el certificado RETIE solicitado por la secretaría de salud.

Desafortunadamente, la evidencia nos ha mostrado que una minoría de esas instalaciones es certificable tras pequeñas adecuaciones, mientras que el resto debe realizar costosas y complejas modificaciones para poder certificarse.

La pregunta que nos hacemos siempre es ¿por qué están tan lejos de cumplir la norma?

Algunas respuestas que hemos obtenido a esa pregunta son:

  • Los proveedores de servicios de instalaciones eléctricas no tenían experiencia en instalaciones eléctricas hospitalarias, e ignoraron los requisitos de estas instalaciones eléctricas especiales en la ejecución de los proyectos.
  • El encargado de las decisiones en el cuerpo directivo de la clínica desconocía las implicaciones de no cumplir las normas eléctricas para hospitales.

Si algunos de estos casos le suena, a continuación le citamos algunos ejemplos de lo que ocurre cuando cumple, y cuando no, las normas eléctricas para hospitales:

¿Por qué cumplir las normas eléctricas para hospitales?

En los procesos operativos de los hospitales se realizan una lista inagotable de actividades que dependen de equipos eléctricos, los cuales traen consigo muchas y diversas fuentes de riesgo eléctrico para personas e infraestructura.

En el desconocimiento e imposibilidad de controlar todos esos riesgos, el cumplimiento de las normas técnicas para hospitales es clave en la mitigación y control de riesgos de origen eléctrico, ya que los lineamientos que los componen son soluciones técnicas basadas en la experiencia.

No cumplir las normas lo expone a:

  1. Exponer al paciente a eventos adversos de carácter eléctrico, como quemaduras, complicación de su cuadro clínico e incluso la muerte.

El diagnóstico y tratamiento del paciente implica que el personal médico debe usar equipo eléctrico directamente sobre el cuerpo del paciente.

Hemos sido testigos de casos en los que una fuga de corriente de un equipo médico es capaz de causar daños, complicaciones e incluso la muerte del paciente:

  • Una energización involuntaria de una sonda de un equipo de endoscopia digestiva, le produjo una quemadura en el tracto digestivo del paciente.
  • El uso de un electrocauterio que perforó el párpado de un paciente, y su globo ocular, durante una blefaroplastia.
  • Y el peor de los casos, pacientes que durante una cirugía o procedimiento invasivo han sufrido microshocks o macroshocks cardíacos sin explicaciones clínicas.
  1. Causar incapacidad temporal, permanente, o incluso la muerte al personal médico

El personal médico administrativo está sujeto al uso de energía para realizar sus actividades. En una oportunidad nos consultaron porque una asistente en un consultorio, que desconectó un equipo de un tomacorriente y un arco eléctrico traspaso su mano, causandole fuertes quemaduras.

  1. En caso de falla en el suministro de energía, sea en un servicio médico o en todo el centro de salud, pone en riesgo el tratamiento efectivo del paciente e incluso su recuperación.

Sin energía eléctrica los procesos asistenciales simplemente se detienen:

  • Un corte de energía en una clínica con el sistema de energía de emergencia fuera de norma, le produjo un largo período de indisponibilidad que ocasionó cirugías terminadas con iluminación improvisada, aplicación de protocolos de ventilación mecánica manual en pacientes en UCI, largas filas para exámenes de imágenes diagnósticas, personas atrapadas en el ascensor, muestras de laboratorio pérdidas, etc.
  • Una falla en el sistema de suministro de energía de un servicio de hospitalización causó la reubicación forzosa de pacientes internadas en el área fuera de servicio.
  1. Riesgo de incendio por razones eléctricas, lo cual es un evento adverso mayor dada las condiciones de incapacidad física de movilidad propia de los pacientes.

Fuera de actividades que implican el uso directo de fuego, una falla por razones eléctricas tal como un cortocircuito o la sobrecarga de un circuito eléctrico, son las causas de incendio más comunes en edificaciones de cualquier tipo.

En el caso especial de los hospitales, donde hay concentración de oxígeno, y uso de gases inflamables, contener el riesgo es fundamental para la seguridad de todo el edificio. Si quiere saber de casos de incendio en hospitales, puede visitar las siguientes referencias:

Incendio de hospital en Rusia durante la emergencia COVID-19. 

Incendio de hospital de campaña en Brasil durante la emergencia COVID-19. 

Cumplir las normas eléctricas para hospitales le garantiza:

  1. Mitigar los riesgos de origen eléctrico para el paciente y personal médico – asistencial durante el uso de equipos eléctricos.

Las instalaciones eléctricas hospitalarias se diseñan bajo criterios de redundancia, y usan configuraciones especiales que impiden el paso de corriente involuntaria a través del paciente, tal como el sistema de puesta a tierra redundante y tableros de aislamiento en áreas críticas de cuidado del paciente.

  1. Garantizar el suministro de energía de forma permanente, necesario para los procesos operativos y asistenciales del centro de salud.

Las instalaciones eléctricas hospitalarias tienen una clara separación en la distribución de energía, con el fin de impedir que una falla en un sistema pueda causar la pérdida de suministro de energía al 100% del sistema.

  1. Garantizar las condiciones de seguridad en el transporte y uso de la electricidad, mitigando el riesgo de explosión e incendio de la infraestructura hospitalaria.

Las instalaciones eléctricas hospitalarias tienen bien definidos las áreas clasificadas dentro del centro de salud, donde los espacios con riesgo de incendio y explosión exigen condiciones eléctricas especiales.

  1. Proteger los equipos médicos de sus procesos críticos de daños en su electrónica, tales como daños de tarjetas y desprogramaciones

Los supresores de picos, DPS’s, TVSS o el nombre técnico que le sea familiar son indispensables para proteger sus equipos médicos. Sin embargo, son elementos que sólo son de cumplimiento normativo obligatorio en sus áreas críticas de cuidado del paciente.

Si le es díficil implementarlos por ceñirse al estándar operativo de tener “mínimo lo indispensable”, este requisito normativo le favorece al momento de la toma de decisiones de carácter operativo – financiero.

El tratamiento efectivo de los pacientes requiere de nuestro máximo esfuerzo, y el cumplimiento de las normas eléctrica para hospitales representa las condiciones mínimas indispensables para funcionar correctamente.

 

Categories Instalaciones eléctricas hospitalarias

¿Cómo convertir hospitalización en UCI?

hospitalizacion-uci

Las instalaciones eléctricas hospitalarias se diseñan con base en el nivel de complejidad de los procesos asistenciales asociados al paciente. Es por ello que ante la necesidad de ampliar la ,capacidad instalada de UCI en otro servicio, es fundamental analizar las condiciones eléctricas necesarias para hacerlo de forma segura.

En primer lugar, la contingencia asociada al tratamiento de pacientes críticos con COVID-19 requieren de al menos los siguientes equipos médicos:

Equipo médico

Consumo en
VoltioAmperios (VA)

Monitor de signos vitales multiparamétrico

240

Ventilador mecánico

324

Bomba de infusión

63,6

Cama eléctrica

300
Total

927,6*

Hospitalización es un servicio cuidado general del paciente, por lo que la capacidad eléctrica instalada es menor a la de la unidad de cuidados intensivos: Utilice como UCI un máximo de tres (3) habitaciones conectadas a un mismo circuito

El diseño del servicio de hospitalización, con base en la norma nacional e internacional, lleva a que sus habitaciones de hospitalización tengan uno de dos escenarios:

diseño-eléctrico-hospitalizacion

Sea cual fuere su caso, en la ampliación del servicio tenga en cuenta las siguientes recomendaciones:

  • Las tomas críticas o “reguladas” de hospitalización usualmente no disponen de UPS que las respalde: todos los equipos pueden apagarse en caso de un corte de energía. Advierta esto a su equipo asistencial para que este atento a posibles desprogramaciones.
  • Conecte los equipos con baterías, como la bomba de infusión, a las tomas normales (color blanco).
  • Evite al máximo el uso de multitomas: puede sobrecargar el sistema y apagar todo el servicio

Si desconoce cómo es la distribución de circuitos de su servicio: ¡Mídalos!

Se recomienda operar el sistema a demanda máxima del 80% sobre la capacidad del interruptor para evitar disparos por sobrecargas puntuales:

Condiciones de instalación de circuitos:

Corriente máxima circulando por circuito
Interruptor de 20 A – Conductor calibre 12

16 A

Interruptor de 30 A – Conductor calibre 10

24 A

Mida la temperatura general del tablero: Temperatura máxima de operación segura: 75°C

Adicional a estas condiciones generales de operación, algunos pacientes con enfermedades de base o complicaciones de su cuadro clínico pueden requerir de equipos adicionales a los mencionados.

Nuestra recomendación es, en la medida de lo posible, ubicar a los pacientes en este estado en la infraestructura física de UCI, ya que dispondrá de la capacidad instalada con las condiciones eléctricas de seguridad suficiente no sólo para su atención, si no para la infraestructura general del servicio.

Si alguna información no coincide con su caso, y desea más información comuníquese con nosotros sin costo a nuestra línea de emergencia: +57 (1) 4321930

Categories Instalaciones eléctricas hospitalarias

Nuestra misión 2019: Evitar el cierre de más clínicas por fallas de infraestructura

Algunas noticias del 2018 nos han dado un recordatorio estremecedor de porqué cumplir con las normas de infraestructura para el sector salud:

Para el pesar y protección de los pacientes, la Clínica Jorge Piñeros Corpas fue cerrada dos veces en el año. La primera vez, la noticia se relacionó con que tres de los cuatro ascensores de la institución estaban fuera de servicio, obligando al personal a mover a pacientes, incluso postoperatorios, a través de las escaleras. (Para leer la noticia completa haz click aquí)

Otro lamentable caso es el cierre de once servicios, algunos de ellos críticos, de la Clínica Materno Infantil de Bogotá por la muerte de un neonato, ocasionado por el sobrecalentamiento excesivo de una incubadora en la unidad de cuidados neonatales de la institución. (Para leer la noticia completa haz click aquí)

Estos escenarios lamentables, seguramente entre muchos otros que no salen en las noticias, se interponen a nuestro objetivo de poner la ingeniería eléctrica al servicio de mejorar y garantizar la vida humana.

Afortunadamente no todos son malas noticias, muchas otras instituciones dieron un paso adelante para fortalecer la seguridad de sus pacientes desde la perspectiva eléctrica.

Entre ellas este año tuvimos el privilegio de acompañar a instituciones como la Fundación Santa Fe de Bogotá, Clínica Partenón, Odontología de Marlon Becerra entre otras en sus planes de mejora de la seguridad eléctrica de los pacientes.

Con ello terminamos el año motivados a tener un mejor 2019, en el que nuestros seres queridos estarán seguros eléctricamente cuando acudan a cualquiera de los Centros de Salud de Colombia.

Categories Instalaciones eléctricas hospitalarias

RETIE para habilitación: Especialización

Reglamento Técnico de Instalaciones Eléctricas RETIE 2013:

28.3.2 – b. El diseño, construcción, pruebas de puesta en servicio, funcionamiento y mantenimiento, debe encargarse a profesionales especializados y deben seguirse las normas exclusivas para dichas instalaciones.

Las necesidades y condiciones de las instalaciones eléctricas hospitalarias son profundamente especiales.

En lo que a necesidades se respecta, se pueden numerar las siguientes:

1- Debe disponer de una fuente de energía de alta disponibilidad, que implica redundancia y respaldo efectivo.

2- Debido a la cantidad de equipos de alta tecnología que juegan un papel crucial en el cuidado del paciente, debe tener un suministro de energía de calidad a todos los niveles de distribución de energía.

3- La demanda de salidas eléctricas e iluminación está estrechamente ligado a los procesos operativos y asistenciales de atención del paciente, por lo que los requisitos no se ajustan al parámetro de diseño de instalaciones eléctricas residenciales, comerciales o industriales.

4- El uso de equipos médicos, en contacto directo o incluso dentro del paciente, exige medidas especiales de seguridad eléctrica en función a los riesgos particulares a los que estos se ven expuestos.

Respecto a las condiciones sobre RETIE para habilitación, también es importante tener en cuenta que:

  • Algunos servicios se encuentran en espacios son considerados de alto riesgo de explosión o incendio, debido al uso de gases inflamables.
  • El sistema eléctrico debe interactuar armoniosamente con servicios especiales, tales como el de vapor, unidades especiales de refrigeración y un sistema de distribución de gases medicinales.

Es por estas condiciones, que el RETIE para habilitacion exige que el diseño y construcción de las instalaciones en instituciones de asistencia médica debe realizarse por personal especializado, y deben seguirse las normas exclusivas que rigen las instalaciones eléctricas hospitalarias.

Puedes consultar la información oficial sobre el Reglamento Técnico de Instalaciones Eléctricas en el link: RETIE

Categories Instalaciones eléctricas hospitalarias

La electricidad vs la medicina

¿Quiere saber en que momentos la electricidad se enfrenta con la medicina?

En toda relación hay pros y contras. El éxito en el mantenimiento de la relación está en ponerle límites a los contras e incentivar los pros. La relación de la electricidad y el cuidado de la salud no se escapa de este fenómeno.

Es bien conocido, y en EnergyMed somos embajadores del tema, de los beneficios de la electricidad a través del uso de equipos médicos que le dan súper poderes al personal médico para el diagnóstico y tratamiento del paciente.

Sin embargo, ¿le está poniendo un límite a los contras de su relación con la electricidad?

La buena noticia, es que las instalaciones eléctricas hospitalarias son nobles, y con el reconocimiento de sus contras y medidas simples puede convertir su relación en solo “pros”.

A continuación, listaremos los contras y nuestra recomendación como especialistas en instalaciones eléctricas hospitalarias, para acabar con ellos:

Primer contra de la electricidad en la medicina: Entorpecimiento de la atención del paciente.

Es simple, si se interrumpe el suministro de energía eléctrica, el equipo médico pierde los súper poderes que le otorga el diagnóstico y tratamiento del paciente con el uso de equipos médicos.

Esta indisponibilidad puede ser de dos tipos, total o parcial.

En lo que respecta a la indisponibilidad total, se trata de una interrupción del servicio eléctrico por parte del operador de red, ya sea por una falla en el sistema de distribución de energía o un corte de energía programado por mantenimiento.

Para revertir los efectos de este contra, lo que corresponde es garantizar el funcionamiento efectivo, eficaz y oportuno del Sistema de Energía de Emergencia: planta eléctrica, transferencia automática y sistemas de potencia ininterrumpida (UPS) en los casos en los que aplique.

Para ello, es fundamental la ejecución de un plan de mantenimiento del sistema de energía de emergencia, bajo las recomendaciones técnicas de los fabricantes de cada uno de los equipos, así como consideraciones especiales por tratarse del respaldo de las cargas de una institución prestadora de servicios de salud.

Quizás le pueda interesar Mantenimiento del Sistema de Energía de Emergencia

En lo que respecta a la indisponibilidad parcial, se trata de una interrupción del suministro de energía en las instalaciones eléctricas internas del centro de salud, así como el daño de un equipo médico por razones eléctricas.

Para impedir este escenario, es fundamental realizar dos acciones fundamentales:

  1. Mantenimiento de las instalaciones eléctricas hospitalarias: que incluye el mantenimiento preventivo de los tableros de distribución de energía, con el fin de prevenir y corregir posibles fallas internas.

Respecto a este tema quizás le pueda interesar Mantenimiento de Instalaciones eléctricas hospitalarias

  1. Correcciones de calidad de energía: revisión del comportamiento de las variables eléctricas del sistema, con lo cual se puedan diseñar y ejecutar planes correctivos para mantener las variables en el orden y magnitud correcta, y asi evitar fallas en el sistema eléctrico y daños a los equipos que se conectan.

En relación a esto, quizás le pueda interesar Estudios de calidad de energía

Segundo contra de la electricidad en la medicina: Complicaciones del cuadro clínico del paciente

La manipulación de equipos médicos por parte del personal médico expone al paciente a un riesgo eléctrico que, si no se evita, puede complicar gravemente su cuadro clínico.

Conocer esas fuentes de riesgo, y reconocer los escenarios en los cuales el paciente está expuesto, es fundamental para mantener el uso de la electricidad como un pro en las prácticas del cuidado de la salud.

Si le interesa el tema de seguridad del paciente, quizás le pueda interesar Seguridad eléctrica del paciente

Reconocer estos contras es fundamental para convertir la electricidad solo en un pro. En EnergyMed nos comprometemos con poner la ingeniería eléctrica al servicio de mejorar y garantizar la vida humana, mientras usted sólo se ocupa del paciente.

Recibir atención
1
¿Necesitas ayuda?
¡Hola! Es EliCones del #TeamEnergyMed

Es un placer atenderte, ¿en qué te puedo ayudar?