fbpx

Reglamento Técnico de Instalaciones Eléctricas RETIE 2013:

28.3.2 – q. Los tomacorrientes que alimenten áreas de pacientes generales o críticos, deben diseñarse para alimentar el máximo número de equipos que necesiten operar simultáneamente y deben derivarse desde al menos dos fuentes de energía diferentes o desde la fuente de energía de suplencia (planta de emergencia), mediante dos transferencias automáticas. Dichos tomacorrientes deben ser dobles con polo a tierra del tipo grado hospitalario. En áreas de pacientes generales debe instalarse un mínimo de cuatro tomacorrientes y en áreas de pacientes críticos un mínimo de seis tomacorrientes, todos conectados a tierra mediante un conductor de
cobre aislado.

 

Cuando de instalaciones eléctricas hospitalarias se trata, todo el sistema esta diseñado para garantizar el suministro de energía ininterrumpido en todo el Centro de Salud.

Para lograr eso, en el caso de los tableros eléctricos de distribución, el RETIE y todas las normas técnicas exigen que los servicios médicos estén alimentados de circuitos que provengan de dos tableros diferentes: uno que corresponde al sistema normal y otro que corresponde al sistema esencial o ramal crítico del sistema de energía de emergencia.

Con esta configuración se impide que el servicio médico quede sin energía en caso de mantenimiento o falla de alguno de los tableros.

En materia de infraestructura eléctrica hospitalaria, la palabra que define el sistema es redundancia.

Author: Elikarla Cones

Ingeniero electricista, consultora y asesora internacional en instalaciones eléctricas hospitalarias. Experta en la coordinación técnica de soluciones de ingeniería eléctrica para procesos asistenciales. En la actualidad es Director Regional LATAM de EnergyMed.

Recibir atención
1
¿Necesitas ayuda?
¡Hola! Es EliCones del #TeamEnergyMed

Es un placer atenderte, ¿en qué te puedo ayudar?