fbpx

Mantener equipos médicos sofisticados funcionando correctamente en los Centros de Salud de alta tecnología representa un gran reto hoy en día.

Los problemas de calidad de energía en los Centros de Salud pueden causar falla de equipos médicos en un segundo. Cuando estos equipos médicos son equipos de diagnóstico médico sofisticados, tales como los equipos médicos de imagenología: tomagrafos, resonadores magnéticos, ultrasonidos, mamógrafos, y equipos de rayos X en general, el costo resultante es la suma de su salida de operación, reparaciones e incluso reemplazo.

Estas consecuencias no sólo son palpables cuando de dinero se trata, si no que su salida de servicio tiene un impacto severo en el incremento o tiempo prolongado del sufrimiento de los pacientes, debido a que influye en el cronograma regular de tratamiento de los pacientes, sus citas e incluso en la credibilidad de los resultados obtenidos.

Para obtener un mayor entendimiento de este problema, examinemos los problemas más comunes de calidad de energía que encontramos con frecuencia en los centros de salud. En los últimos dos años EnergyMed ha desarrollado decenas de auditorías asociadas a nuestro servicio Preoperatorio de Instalación de equipos médicos, así como muchas auditorias del tipo correctivo en nuestro servicio Postoperatorio correctivo de instalación de equipos médicos para determinar las causas de los eventos de calidad de energía. La mayoría de las veces, conexiones defectuosas en el sistema de puesta a tierra, configuraciones inusuales en el cableado de transformadores y pérdida de conexiones fueron las causantes de los problemas.

Puesta a tierra:

Las auditorias de preinstalación de equipos médicos de imagenología, en nuestro caso el Preoperatorio de instalación de equipos médicos, contempla la revisión de la acometida y puesta a tierra para todos los equipos de resonancia magnética, tomografía axial computarizada, y sistemas de rayos X para el diagnóstico de los sistemas cardio-vasculares. En un alto porcentaje estas auditorías muestran el incumplimiento de las normas y estándares que regulan la instalación, trayendo consigo una alta probabilidad de falla y daños a los equipos.

En muchas ocasiones y lugares, hemos encontrado que la acometida de alimentación del equipo carece del conductor de puesta a tierra. Muchas veces tan solo un tubo metálico fue el único camino encontrado de posible retorno. En otras oportunidades hemos encontrado conductores de puesta a tierra que provienen de otro lugar de la instalación, como es la fuente de los conductores de alimentación del equipo.

En clínicas muy antiguas, los gerentes de las instalaciones ni siquiera conocen el lugar de ubicación de los electrodos del sistema de puesta a tierra, debido a que ha pasado muchísimo tiempo desde el momento de su instalación. Esta situación ha llevado a los electricistas a instalar un único electrodo de puesta a tierra por cada uno de los nuevos equipos de imagenología. En otros casos, la tierra nunca ha sido conectada al sistema. Estos casos de tierras independientes, ordenados muchas veces por el arquitecto, ingeniero o gerente de las instalaciones, con el objetivo de incrementar la confiabilidad en el sistema, produce muchos más problemas que los que resuelve. Por ejemplo, se podrá terminar interconectando piezas del equipo a referencias diferentes de puesta a tierra.

Estos problemas de puesta a tierra pueden causar los siguientes tipos de problemas en equipos de imagenología:

  • Errores de software intermitentes.
  • Bloqueo del sistema que requieren técnicos para restablecer o reiniciar el equipo.
  • Aparición de imágenes aleatorias que van y vienen en intensidad y frecuencia.
  • Fallas de hardware.
  • Interacción con o interferencia de los sistemas de imágenes independientes en la instalación.

Transformadores:

Los transformadores son otro problema común que hemos encontrado durante nuestras auditorias. Por ejemplo, algunas instalaciones no disponen de una fuente de alimentación a 480V, en donde es común el deseo de conectar un equipo de imagenología. Sin embargo, ellos tinen acceso a una fuente cuya tensión de alimentación es 208/120V.

Es por ello que ocurre que en lugar de solicitar un transformador especial en delta de 208 V a un transformador en estrella 480/277V, algunos lo harán tratando de instalar un transformador reductor de 480V en delta a 208/120V en estrella. Invirtiendo el grupo de conexiones, ya que es posible comprar estos transformes de forma comercial en la mayoría de las fábricas de transformadores. Sin embargo, este tipo de instalación puede quemar los conductores de fase, neutro y tierra durante una falla.

¿Cómo pasa esto? El neutro en el lado primario del transformador proporciona un camino para la corriente de falla. Esta corriente en los devanados primarios del transformador establece una corriente en los devanados secundarios del transformador, que a su vez intenta alimentar la carga. Posteriormente, estas corrientes circulantes secundarias tratan de «levantar» la fase primaria que es hacia abajo, y la corriente de neutro se eleva demasiado. Este problema puede evitarse mediante la eliminación la conexión de neutro en el devanado primario del transformador.

A continuación presentamos algunas recomendaciones a considerar:

  • No use tres transformadores monofásicos para crear un banco de transformadores estrella-estrella. Debido a que los transformadores no comparten el mismo núcleo, las corrientes de tercer armónico no se cancelan entre sí, creando pseudo voltajes de más de 300V que dañan cualquier sistema o pieza de equipo conectado.
  • No conecte los neutros del primario y el secundario de un transformador aislado. Esto niega los beneficios de la instalación de un transformador de este tipo en el primer lugar.
  • No use transformadores de delta aislada para alimentar equipos de imagenología. Esta configuración puede incluso operar como un duplicador de voltaje.

Finalmente, para eliminar los problemas asociados al transformador, asegurese de utilizar un transformador en estrella o un transformador delta de equina aterrada para alimentar los equipos de imagenología.

Conexiones flojas:

Puede encontrar conexiones flojas casi en cualquier lugar al que usted mire. En algunos casos las conexiones están tan flojas que al tocarlas los conductores se salen de sus terminales.

Revise todos los terminales y accesorios durante la ejecución de una auditoria de calidad de energía. Muchas veces el simple hecho de apretar conexiones y terminales puede resolver incontables problemas de calidad eléctrica.

Muchos de los problemas pueden identificarse por personal capacitado y su reparación no representa ningún costo. Para preveer el gasto de miles de dólares en la compra de nuevos equipos, lo mejor es encontrar estos problemas antes de que los problemas ocurran.

Author: Elikarla Cones

Ingeniero electricista, consultora y asesora internacional en instalaciones eléctricas hospitalarias. Experta en la coordinación técnica de soluciones de ingeniería eléctrica para procesos asistenciales. En la actualidad es Director Regional LATAM de EnergyMed.

INICIAR CHAT
1
¿Necesitas ayuda?
¡Hola! Es EliCones del #TeamEnergyMed

Es un placer atenderte, ¿en qué te puedo ayudar?
Powered by