fbpx

En la primera parte de este artículo, presentamos los tipos de accidentes eléctricos que pueden afectar la seguridad del paciente. Si deseas volver a verlo puedes hacer click aquí.

En esta segunda parte, hablaremos entonces de cuáles son los elementos del sistema eléctrico necesarios para evitar accidentes que puedan afectar la seguridad del paciente. Estos elementos van de la mano con las medidas propias de seguridad de los equipos médicos, por lo que es importante conocer cuáles son esas condiciones del diseño de ingeniería de los equipos médicos a complementar. Estas condiciones son:

  • Conexión confiable del equipo a tierra: De los tipos de accidentes referidos en la primera parte de este artículo, está claro que una conexión confiable del equipo a tierra es esencial. Para ello recomendamos:
    • Asegurarse de la conexión a tierra con un conductor de baja resistencia del equipo médico.
    • Usar dispositivos de alivio de tensión de los conductores, a fin de brindarle flexibilidad a los conductores, para permitir su movilidad sin que esos se resquebrajen o se rompan.
    • Evitar el uso de adaptadores 3 a 2.
  • Reducción de la corriente de fuga: Los cables de conexión a la electricidad de los equipos médicos son especialmente diseñados para presentar bajas corrientes de fuga (menor a 1 microamperio). Del mismo modo, en el interior de los equipos médicos se reduce la corriente de fuga utilizando materiales aislantes que minimizan la capacitancia entre los cables energizados y el chasis del equipo.
  • Operación a bajo voltaje de los equipos: dado que los circuitos electrónicos funcionan con voltajes bajos en corriente directa, el riesgo de macroshock es evitado si la fuente de alimentación es de bajo voltaje. Sin embargo, el microshock es posible pero aún con este diseño es seguro.

Ahora en EnergyMed les presentamos los elementos del sistema eléctrico necesarios para evitar accidentes que puedan afectar la seguridad del paciente, los cuales describimos a continuación:

  1. Instalaciones equipotenciales:

Consiste en la conexión de todas las superficies y equipos al mismo potencial. Esto se consigue con la conexión a través de conductores de baja resistencia al sistema de puesta a tierra de la instalación, de manera que cualquier corriente peligrosa circule hacía el camino de menor resistencia hasta drenarse en la tierra y no pueda afectar al paciente.

En este punto es particularmente importante revisar tres cosas fundamentales:

  • Garantizar la conexión efectiva de todas las superficies conductivas y los receptores de los equipos médicos al sistema de puesta a tierra.
  • Garantizar la continuidad y baja resistencia de todos los puntos de recolección de tierra a la instalación de puesta a tierra del edificio.
  • Garantizar un valor bajo de puesta a tierra de la instalación, lo cual según las normativas internacionales se encuentra entre 2 y 5 ohm para instalaciones eléctricas hospitalarias.
  1. Interruptores de falla a tierra:

Consiste en el uso de interruptores conectados entre los equipos médicos y la fuente a los que está conectado, el cual, desconecta el equipo inmediatamente de la fuente de alimentación en caso de que se presente una corriente de fuga que ponga en riesgo al paciente o el personal que manipula el equipo. Normalmente esta corriente de fuga es de 5 mA.

  1. Sistemas de potencia aislados:

Son sistemas eléctricos en los que la que se produce un aislamiento intencional con el sistema de puesta a tierra de la instalación. Esto se realiza a través de un transformador ubicado en el tablero aislado de tierra, y monitoreado a través de un monitor de aislamiento de línea capaz de emitir una alarma en caso de que riesgo de una corriente pueda fluir a través del paciente en caso de que este entre en contacto con un conductor, ya sea porque se violó la condición de aislamiento de la instalación o por la circulación de corriente de fuga peligrosa para el paciente.

Las ventajas de este sistema son:

  • Se elimina el riesgo de macroshock bajo la condición de falla a tierra.
  • No se producen chispas, peligrosas en ambientes hospitalarios por el uso de gases medicinales, en caso de falla a tierra.
  • Una falla a tierra no afecta el desarrollo de los procedimientos.

Las desventajas de este sistema son:

  • En caso de falla a tierra, los problemas podrían durar por un largo período de tiempo antes de ser detectados.
  • En caso de falla a tierra, el sistema se convierte en no aislado, y si hay otro tipo de falla podrían fluir corrientes altas.

El uso de estos tres elementos depende del cumplimiento de normativas nacionales a internacionales, diseñadas con el fin de garantizar la seguridad del paciente.

En la primera parte de este artículo, presentamos los tipos de accidentes eléctricos que pueden afectar la seguridad del paciente. Si deseas volver a verlo puedes hacer click aquí.

En esta segunda parte, hablaremos entonces de cuáles son los elementos del sistema eléctrico necesarios para evitar accidentes que puedan afectar la seguridad del paciente. Estos elementos van de la mano con las medidas propias de seguridad de los equipos médicos, por lo que es importante conocer cuáles son esas condiciones del diseño de ingeniería de los equipos médicos a complementar. Estas condiciones son:

  • Conexión confiable del equipo a tierra: De los tipos de accidentes referidos en la primera parte de este artículo, está claro que una conexión confiable del equipo a tierra es esencial. Para ello recomendamos:
    • Asegurarse de la conexión a tierra con un conductor de baja resistencia del equipo médico.
    • Usar dispositivos de alivio de tensión de los conductores, a fin de brindarle flexibilidad a los conductores, para permitir su movilidad sin que esos se resquebrajen o se rompan.
    • Evitar el uso de adaptadores 3 a 2.
  • Reducción de la corriente de fuga: Los cables de conexión a la electricidad de los equipos médicos son especialmente diseñados para presentar bajas corrientes de fuga (menor a 1 microamperio). Del mismo modo, en el interior de los equipos médicos se reduce la corriente de fuga utilizando materiales aislantes que minimizan la capacitancia entre los cables energizados y el chasis del equipo.
  • Operación a bajo voltaje de los equipos: dado que los circuitos electrónicos funcionan con voltajes bajos en corriente directa, el riesgo de macroshock es evitado si la fuente de alimentación es de bajo voltaje. Sin embargo, el microshock es posible pero aún con este diseño es seguro.

Ahora en EnergyMed les presentamos los elementos del sistema eléctrico necesarios para evitar accidentes que puedan afectar la seguridad del paciente, los cuales describimos a continuación:

  1. Instalaciones equipotenciales:

Consiste en la conexión de todas las superficies y equipos al mismo potencial. Esto se consigue con la conexión a través de conductores de baja resistencia al sistema de puesta a tierra de la instalación, de manera que cualquier corriente peligrosa circule hacía el camino de menor resistencia hasta drenarse en la tierra y no pueda afectar al paciente.

En este punto es particularmente importante revisar tres cosas fundamentales:

  • Garantizar la conexión efectiva de todas las superficies conductivas y los receptores de los equipos médicos al sistema de puesta a tierra.
  • Garantizar la continuidad y baja resistencia de todos los puntos de recolección de tierra a la instalación de puesta a tierra del edificio.
  • Garantizar un valor bajo de puesta a tierra de la instalación, lo cual según las normativas internacionales se encuentra entre 2 y 5 ohm para instalaciones eléctricas hospitalarias.
  1. Interruptores de falla a tierra:

Consiste en el uso de interruptores conectados entre los equipos médicos y la fuente a los que está conectado, el cual, desconecta el equipo inmediatamente de la fuente de alimentación en caso de que se presente una corriente de fuga que ponga en riesgo al paciente o el personal que manipula el equipo. Normalmente esta corriente de fuga es de 5 mA.

  1. Sistemas de potencia aislados:

Son sistemas eléctricos en los que la que se produce un aislamiento intencional con el sistema de puesta a tierra de la instalación. Esto se realiza a través de un transformador ubicado en el tablero aislado de tierra, y monitoreado a través de un monitor de aislamiento de línea capaz de emitir una alarma en caso de que riesgo de una corriente pueda fluir a través del paciente en caso de que este entre en contacto con un conductor, ya sea porque se violó la condición de aislamiento de la instalación o por la circulación de corriente de fuga peligrosa para el paciente.

Las ventajas de este sistema son:

  • Se elimina el riesgo de macroshock bajo la condición de falla a tierra.
  • No se producen chispas, peligrosas en ambientes hospitalarios por el uso de gases medicinales, en caso de falla a tierra.
  • Una falla a tierra no afecta el desarrollo de los procedimientos.

Las desventajas de este sistema son:

  • En caso de falla a tierra, los problemas podrían durar por un largo período de tiempo antes de ser detectados.
  • En caso de falla a tierra, el sistema se convierte en no aislado, y si hay otro tipo de falla podrían fluir corrientes altas.

El uso de estos tres elementos depende del cumplimiento de normativas nacionales a internacionales, diseñadas con el fin de garantizar la seguridad del paciente.

Author: Elikarla Cones

Ingeniero electricista, consultora y asesora internacional en instalaciones eléctricas hospitalarias. Experta en la coordinación técnica de soluciones de ingeniería eléctrica para procesos asistenciales. En la actualidad es Director Regional LATAM de EnergyMed.

Recibir atención
1
¿Necesitas ayuda?
¡Hola! Es EliCones del #TeamEnergyMed

Es un placer atenderte, ¿en qué te puedo ayudar?